Hoja de Vida de Monseñor Héctor Epalza Quintero


Nació en el municipio de Convención (Norte de Santander) el 14 de junio
de 1940.
Sus padres fueron Ángel Elberto Epalza Molina y Auristela Quintero
Montaño.
Recibió el Orden del Presbiterado el 14 de julio de 1965 en la Catedral
de Cali.
Durante su ministerio sacerdotal tuvo los siguientes cargos:

  • Párroco de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Robles (Valle)
  • Párroco de Santa Ana en Cali.
  • Director Arquidiocesano de las Obras Misionales Pontificias.
  • Vicario Arquidiocesano de Pastoral.
  • Rector del Seminario Mayor San José de Cúcuta (Norte de
    Santander).
  • Rector del Seminario Nuestra Señora del Rosario de Manizales.
  • En la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma cursó la Licencia
    de Misionología (1977-1979) y la Licenciatura en Historia de la
    Iglesia (1979-1981).
  • Consultor de la Delegación de San Sulpicio para América Latina.
  • Nombrado Obispo de Buenaventura por el Papa San Juan Pablo
    II el 30 de Abril de 2004.
  • Recibió la Ordenación Episcopal el 16 de julio de 2004 en la
    Catedral San Pedro Apóstol de Cali de manos del Señor Cardenal
    Pedro Rubiano Sáenz.
  • Tomó posesión canónica de la Diócesis de Buenaventura el 17 de
    julio de 2004, en su Catedral.
  • Obispo de Buenaventura hasta el 29 de junio de 2017.
  • Obispo Emérito de Buenaventura desde 30 de junio de 2017 hasta
    2 de febrero de 2021.
  • Durante su labor pastoral creo en el perímetro urbano tres
    parroquias:
    Nuestro Señor de los Milagros
    San Francisco de Asís
    Nuestra Señora de Guadalupe.
  • la Comisión Diocesano Vida, Justicia y Paz.
  • las siguientes instituciones al servicio de la Diócesis: (entre otras)
  • Fundación Buenaventura para el Bienestar del Marino
    “Funbuenmar” que con aporte económico de ITF de Inglaterra, se
    adquirió una casa de tres pisos “Casa Stella Maris” para servir a
    los marinos y pescadores artesanales, casa situada en el Barrio
    las Mercedes y que ha atendido desde 2008 a más de 15.000
    personas.
  • La Obra Diocesana para las vocaciones sacerdotales Juan Pablo
    II, cuyo objetivo es promover y sostener las vocaciones de jóvenes
    nativos de la región al clero diocesano.
    Durante estos doce años, el Obispo ha ordenado doce nuevos
    sacerdotes, la mayoría de ellos afrodescientes, a quienes se ha
    ayudado económicamente pues sus familias son de escasos
    recursos.
    Cada año en la primera semana de septiembre se realiza en la diócesis la semana por la paz con tema concreto que se trabaja.
    El doce de abril de 2006 una avalancha en la quebrada Bendiciones
    dejó más de 200 familias damnificadas, unas 36 personas fallecidas y
    la Pastoral Social, su director y equipo apoyaron a este grupo de
    personas, y con perseverancia y tenacidad se les sirvió y atendió
    durante estos diez años pasados, hasta obtener del gobierno nacional,
    regional y local, la entrega de la urbanización rural La Nueva
    Esperanza, con sus servicios básicos: viviendas, institución educativa,
    puesto de salud, agua y alcantarillado.
    Desde el año 2006 al 2014 hubo en Buenaventura estas realidades
    dolorosas que mostraron lo crítico de su realidad social y humanitaria
  • Desplazamientos, Desaparecidos, Fronteras, Grupos armados al
    margen de la ley, Masacres, Asesinatos, Monopolio de artículos
    de primera necesidad, Control territorial ejercido por las bandas,
  • Desmembrados, “casas de pique”.
    Esta fue la realidad más grave y cruel que el Obispo denunció ante
    los medios nacionales e internacionales, pues se afirmaba con
    frescura que en Buenaventura no pasa nada.
    En octubre de 2006, Buenaventura fue escenario frecuente de
    balaceras entre bandas de delincuentes o grupos organizados una
    39 o más en dicho mes.
    Ante el miedo, la zozobra de la población, la Diócesis hizo un
    sondeo en las parroquias de la ciudad y en un consejo de seguridad
    en presencia del Presidente Álvaro Uribe y autoridades de la policía,
    de la Armada, de la justicia y órganos del ejecutivo local, el Obispo
    leyó el resumen del trabajo realizado y sintetizado por algunos
    sacerdotes. A consecuencia de esto ocurrió la amenaza contra la
    vida del Obispo, quien ante crítica situación, por indicación del Sr.
    Nuncio Apostólico en Colombia y de Sr. Arzobispo de Cali, debió
    ausentarse de la ciudad por varias semanas, hasta que se amainó
    la situación y el Obispo pudo volver a la ciudad a ejercer su ministerio pastoral en medio de su pueblo.
    En el segundo semestre de 2013 se iniciaron semanalmente unas
    reuniones de diferentes organizaciones sociales.
    De esta manera pausada y reflexiva se fue fraguando el evento
    de todos conocido como “La Marcha para enterrar la violencia y vivir
    con dignidad” que se preparó para el 19 de febrero de 2014.
    Y llegó el día 19 de febrero de 2014, desde temprana hora
    empezaron a congregarse personas, instituciones educativas,
    organizaciones sociales, sindicatos personas de toda clase y
    condición social, niños, adolescentes, jóvenes, adultos, creyentes
    de otras religiones, la pastoral social de la Diócesis, su equipo
    directivo. Se calcula entre veinte a treinta mil personas las que
    participaron en la marcha.
    Este evento fue liderado por el Obispo de Buenaventura +Héctor
    Epalza Quintero, quien en medio de la inmensa multitud caminó con
    ella. Fue algo histórico, difícil de repetir.
    Fruto de esta visibilización de la problemática de Buenaventura, el
    Gobierno Nacional, Departamental y Local, decidieron programar un
    plan de choque para responder de inmediato.
    A dos años de tenido el plan de choque, algo ha mejorado la crítica
    realidad social y humanitaria. Se constata una significativa disminución de los índices o realidades señaladas pero no se han atacado de frente las causas estructurales que siguen existiendo. El pueblo y sus dirigentes siguen con esperanza y paciencia su sueño, su esperanza y lucha. “Buenaventura: Un Puerto sin Comunidad” que bien resume esta ciudad.
    El Obispo Epalza Quintero, fue consultado en relación a su contenido
    y como historiador conceptuó que el texto borrador debía dejarse
    intacto y así se hizo.
    Acompañamiento al comité del Paro Cívico del 16 de mayo al 6 de junio de 2017.
    Reconocimientos
  • Medalla Servicios Especiales
    Policía Nacional de Colombia
  • Medalla Almirante Padilla
    Municipio de Buenaventura
  • Medalla Armada Nacional de Colombia
  • Personaje del Año 2014
    Cámara de Comercio de Buenaventura
  • Personaje del Año 2014
    Consejo Distrital
  • Medalla Buen Ciudadano
    Policía Nacional de Colombia
  • Medalla Padre José Félix Restrepo
    S.J. Pontificia Universidad Javeriana de Cali
  • Finalista del grupo de 20 Defensores Derechos Humanos en
    Colombia-ONG-Diaconía de Suecia
  • Gestor Espiritual Sobresaliente
    Fundación Empresarial Olcania de Ocaña (Norte de Santander) y
    Diócesis de Ocaña
  • Comunidad de Acuicultores de Buenaventura
  • Barrio Isla de la Paz-Comuna 6 por rescate de derechos
    étnicos y sociales de Buenaventura
  • Alcaldía Distrital de Buenaventura
  • Pastoral Familiar Diócesis de Buenaventura
  • Conferencia Episcopal de Colombia
  • Carta del Papa Francisco. Se adjunta texto y traducción en
    español.
  • Medalla “Luis Amigó”
    1° Seminario Nacional de Compasión y Misericordia, Itinerarios de
    la Reconciliación, organizado por la Diócesis de Buenaventura por la
    Familia Amigoniana Regional de Occidente (30-09-2016).
    Actividades
  • Invitado por el Comisión Primera del Senado de la República de
    Colombia para dar a conocer la situación social y humanitaria de
    Buenaventura
  • Invitado por el Parlamento Catalán de Barcelona(España) y la
    ONG Taula Catalana y otras organizaciones de Iglesia para dar
    a conocer con dos lideresas afrodescendientes de Buenaventura
    la situación de los derechos humanos en Buenaventura.
  • Regional Pacifico, conformada, por las Diócesis de: Apartadó,
    Quibdó, Istimina-Tadó, Buenaventura, Túmaco y Guapi.
    Pastoral conjunta titulada: Tierra-Territorio Don de Dios para la
    vida 2011. (Obispos Región Pacifico)
  • Dialogo constante con docentes obreros de empresas residentes
    en la ciudad sobre la situación laboral, organizaciones afro,
    indígenas y mestiza sobre su problemática.
  • Acompañamiento a las organizaciones Sociales de Buenaventura
    en la consecución de sus derechos y cumplimientos de promesas
    del Gobierno Nacional.
  • Asistencia y acompañamiento a Instituciones Educativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *